Espíritu viajero

Descubrir territorios desconocidos, como hacían los antiguos exploradores, tiene un punto de emoción inigualable. Poner la brújula encima del mapa y trazar nuevas rutas. Soñar con lo que encontrarás y disfrutar el camino tanto como el destino. Y al llegar, compartir con otras culturas y otras gentes nuestra esencia, nuestra tradición y nuestra forma de entender la vida.

Empaparnos de lo suyo. Absorber notas de cada sitio que visitamos, incorporando lo vivido a nuestro acervo, y seguir sumando matices que añadir a nuestros vinos y a nuestros proyectos de futuro. Aprender, en definitiva, para seguir creciendo.

Descubrir territorios desconocidos, como hacían los antiguos exploradores, tiene un punto de emoción inigualable. Poner la brújula encima del mapa y trazar nuevas rutas. Soñar con lo que encontrarás y disfrutar el camino tanto como el destino. Y al llegar, compartir con otras culturas y otras gentes nuestra esencia, nuestra tradición y nuestra forma de entender la vida.

Empaparnos de lo suyo. Absorber notas de cada sitio que visitamos, incorporando lo vivido a nuestro acervo, y seguir sumando matices que añadir a nuestros vinos y a nuestros proyectos de futuro. Aprender, en definitiva, para seguir creciendo.

Absorbiendo cultura

Empatía. Quizá esta sea la clave que nos permita llegar a cada rincón del planeta y servir nuestros vinos en mesas tan diferentes entre sí. Entender las particularidades de cada mundo al que llegamos, para dar lo mejor de nosotros adaptándonos a cada formato.

Creemos que lo diferente es lo que aporta riqueza, y nos esforzamos por comprenderlo en cada caso. Son muchas las dificultades burocráticas, logísticas y culturales que debemos superar cada día, pero lejos de verlo como un inconveniente, lo vemos como una gran oportunidad que nos hace mejorar.

Empatía. Quizá esta sea la clave que nos permita llegar a cada rincón del planeta y servir nuestros vinos en mesas tan diferentes entre sí. Entender las particularidades de cada mundo al que llegamos, para dar lo mejor de nosotros adaptándonos a cada formato.

Creemos que lo diferente es lo que aporta riqueza, y nos esforzamos por comprenderlo en cada caso. Son muchas las dificultades burocráticas, logísticas y culturales que debemos superar cada día, pero lejos de verlo como un inconveniente, lo vemos como una gran oportunidad que nos hace mejorar.

Siempre preparados

Como un atleta que entrena todos los días, nuestros sistemas de producción y embotellado están siempre listos esperando el pistoletazo de salida. Solo la mejor preparación permite dar respuesta a nuestros clientes en cualquier parte del mundo con la celeridad que exige el mercado.

Para ello es imprescindible tener gran capacidad de producción, flexibilidad en los procesos y un engranaje perfectamente engrasado para ponerse en movimiento en el momento preciso. La carrera siempre se decide en los metros finales, pero es importante haber recorrido muchos kilómetros antes para llegar a ese momento clave.

Como un atleta que entrena todos los días, nuestros sistemas de producción y embotellado están siempre listos esperando el pistoletazo de salida. Solo la mejor preparación permite dar respuesta a nuestros clientes en cualquier parte del mundo con la celeridad que exige el mercado.

Para ello es imprescindible tener gran capacidad de producción, flexibilidad en los procesos y un engranaje perfectamente engrasado para ponerse en movimiento en el momento preciso. La carrera siempre se decide en los metros finales, pero es importante haber recorrido muchos kilómetros antes para llegar a ese momento clave.